Premios del año 2011

En el apartado de cocina creativa o de autor, el mejor entrante fue para La Bal D’Onsera, por el plato denominado ABC (Alcachofa, Borrajas y Cebolla); el plato central, Conejo relleno de setas con migas de aceitunas negras y mantequilla de cebollino, para el Goralai; y el mejor postre, para el Novodabo, por su Siraz-Syrah. Regresión a la infancia.

En cocina clásica, el restaurante La Parrilla de Albarracín preparó el mejor entrante, denominado Guiso de alcachofas de la ribera con callos de bacalao en crema de calabaza y azafrán. El jurado otorgó dos premios a los platos centrales en esta categoría: al restaurante La Scala por el Taco de lechal, jugo de romero y puré de coliflor, y al Café de la Reina por su Lomo de ciervo macerado en té negro y cenizas, con brocheta de verduras en tempura de trompetilla negra. El mejor postre fue para el Pastel de calabaza con helado de queso, sopa de mandarina y aceite de oliva virgen, de Casa Oyarzun.

Por otra parte, el Aragonia Palafox, fue designado Restaurante destacado de Zaragoza capital, y La Yesería, en Ricla, de la provincia. El mejor plato elaborado con alimentos de Aragón se lo llevaron El Patio de don Julián y La Rebotica. El mejor servicio de sala (mayor profesionalidad), para Celebris, y el premio a los mejores aperitivos y complementos, para Novodabo. En esta categoría también hubo una mención para el restaurante Aires de Aragón. En la categoría de maridaje, el galardón se lo llevó Aragonia Palafox, y una mención especial en el apartado de cocina clásica internacional para el restaurante Chef Emilio.

Finalmente, el restaurante La Matilde recibió un reconocimiento especial al por su dilatada experiencia como referente de la hostelería zaragozana, y por su colaboración con el Certamen Gastronómico desde su creación.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.